Inicio / PORTADA / G.F. Añate presentó “Punteros” desde la emoción hasta lo sublime.

G.F. Añate presentó “Punteros” desde la emoción hasta lo sublime.

Como cada Jueves a finales de Agosto la cita se repitió por 36º edición. El G.F. Añate se citó con su público en el parque de El Pinar en La Victoria. Con puntualidad británica a comienzan a salir al escenario todos y cada uno de los componentes de la parranda y toman asiento en un distribución un tanto curiosa y singular pero que como todo lo que hace G.F. Añate, tiene una cuidada y meticulosa explicación. Porque así son ellos, siempre pendientes a todos y cada unos de los detalles, desde que llegas al recinto, la producción y coordinación desde los asientos, flayer informativos, credenciales de organización, lo que facilitaba en todo momento a quien dirigirte.

Pero claro, como ustedes imaginan, luego llegó el espectáculo. “PUNTEROS” es una vuelta de tuerca más en las producciones del G.F. Añate, por la puesta en escena, por la responsabilidad de plasmar unos toques, cantos y bailes muy concretos y encima bajo la atenta mirada de la actual valedora del folclor puntero como es Dña Olga Ramos.  Y siendo ella la homenajeada en la noche y toda su familia, cuando ya todos pensábamos que arrancamos el acto con las palabras de Gilberto Isande que hacía de presentador del acto, hace referencia a la entrada por el patio de butacas de Dña. Olga Ramos acompañada por  Carlos González, del cual junto a su hermano y todo el equipo llevan a cabo estás producciones, pero que de ellos hablaremos más adelante.

 

Con el aplauso unánime de todo el público y con el sentido abrazo y beso que se dieron Olga Ramos y María Mérida, presente también en el acto, comenzó el espectáculo con un video que arrancaba en el año 1958 encadenando cada una de las décadas hasta la actualidad con el reconocido canto en el que todos los que amamos y sentidos el folklore conocemos a Olga Ramos, el canto del “Arrorró”. Un detalle que nos llamó mucho la atención es como el paso del tiempo, ha hecho muchos cambios, pero es impresionante que su voz y sobre todo su tono a la hora de cantar se ha mantenido imperturbable.

Antes de que comenzaran a sonar los primeros acordes del Tajaraste del niño, desde la silla se notaba que algo pasaba en el grupo. Desde su director Victor González hasta el último del otro extremo, porque así se ubicaban, como si dos parrandas distintas tocaran en el mismo escenario pero que dejaba mas libertad para los movimientos que luego veríamos en el devenir del acto. Cada uno de ellos, no hacía un gesto que no estuviese preestablecido, gente conocida que no hacía sus muecas, gestos y bromas con sus compañeros. Parecía como si la responsabilidad fuese una losa que hasta que no comenzará la música, no irían poco a poco descargando.

Y sonó el Tajaraste del niño y arrancó “Punteros” y así sucesivamente una canción tras otra. “Folias”, “Seguidillas y Saltonas”, “Malagueñas”, “Mazurca”,  “Vals”, “Seguidillas Manchegas”, “Polca”, “Tanganillo, Santo Domingo y Tajaraste” y la Isa dedicada a Sebastián Ramos cerró la primera parte del encuentro dedicado al folclor puntero. Todo mezclado con imágenes bien cuidadas en cada momento y como no, con un cuerpo de baile exquisito.

El cuerpo de baile merece bien especial, ya que estrenaban vestimenta bajo la dirección de D. Juan de la Cruz, que tuvimos la suerte de sentarnos cerca y escuchar algunos detalles y “secretos” como cuando explicó porque los hombres usaban un pañuelo en algunas canciones…

G.F. Añate se mueve como un acordeón, cada uno sabe lo que tiene que hacer en cada momento, no se ve un gesto fuera de lugar. Armónicamente, solistas, tocadores y bailadores ejecutan las pautas a seguir en todo momento, lo que da a entender el trabajo de ensayos que llevan encima. Un detalle de los bailadores fue cuando al terminar la Isa, se colocaron el formación en el balcón del escenario para darle paso a otro de los momentos de la noche la aparición de Ernesto Rodríguez Abad, fundador del encuentro internacional de cuentos de Los Silos, que narró la Leyenda de Los dos hermanos, haciendo referencia al roque que lleva el mismo nombre en la Punta.

 

 

Pero como les decíamos esa formación estaba estudiada y dio paso a la colocación de José Manuel Ramos y su banda, otro detalle de trabajo y gestión del tiempo en un espectáculo del grupo.

Y con José Manuel, todavía más si cabe, la punta se desplazo a la Victoria. Él se encargó de hablar de la historia del folclor puntero, como no podía ser de otra manera, hijo de su madre, y continuando la saga familiar. Arrancó con unas folias, tocando su laúd, ese instrumento con el cual muchos nacimos viéndolo y queriéndonos parecer a él. Se le notaba nervioso, incluso a veces dubitativo en la ejecución. Como luego dijo, no era una noche fácil y no quería que la emoción le jugara una mala pasada. Presentó “vuelta al origen” el que será su nuevo proyecto y como su nombre indica será el reflejo de su niñez y vivencia en su tierra natal. Acompañado de su banda y su hermana “postiza” Fabiola Socas, interpretaron alguno de los temas.

Pero nos quedamos con las vivencias y anécdotas que contó del folclor puntero y de las personas que hicieron posible durante tanto tiempo perdure. Sin guión, cercano, socarrón, dejando caer alguna “puntita” que otra. Como bien dijo, no solo los Ramos cantaban en la punta, por lo que hizo referencia a varios como Juan “el gago”, Francisco “el barbero”, Isidro “el bichillo”, Felipe “el grillo”… Pero para resumir su sentimiento nos quedamos con una frase ” la punta fue un hervidero de gente imitando lo que veían en el cine, y que luego interpretaban ellos a su manera” porque las cosas pasaban de padres a hijos, por transmisión oral y nadie preguntaba quien se lo había enseñado anteriormente.

Seguidamente se le rindió homenaje a su madre, Dña Olga Ramos, con un vídeo recopilatorio de toda su trayectoria y que ella agradeció con mucho orgullo y sentimiento. Y también recibió lo propio José Manuel Ramos, y cuando se disponía a agradecerlo, por allí apareció Chago Melian, como si nadie lo hubiese llamado, para participar en dicho reconocimiento.

Y cerró el G.F. Añate con un “popurrí” de canciones haciendo un recorrido por el archipiélago. En esta parte, ya las caras eran otras, ya Víctor se levantaba de la silla,los tocadores ya se hacían más muecas y gestos. Una vez finalizado el acto, nos reconocieron que estaban asustados de la responsabilidad de interpretar los temas del primer bloque con la presencia de Olga y José Manuel Ramos. Porque fueron ellos los que les dieron las indicaciones en los ensayos para llevar a la exactitud el toque y el baile puntero.

Y así se terminó la noche, 2 horas y media después de comenzar, como si el tiempo se hubiese parado.

Y para el final nos gustaría destacar el trabajo de todo el G.F. Añate, los hermanos González cada uno en su parte. Es posible que la amistad, nos ciegue un poco, pero es un gusto verlos trabajar. Saben y hacen en cada momento lo que toca, no se les escapa un detalle, tienen todo atado. Alguien me decía que no se puede presumir de lo que no se tiene, pues ustedes pueden presumir “SON UNOS MÁQUINAS”. Candi, fito, Marcos…toda la familia quiero que reciban la mayor de la felicitaciones por vuestro trabajo y para terminar lo haremos con una frase que le dijo una señora a Víctor al terminar el acto….

” Víctor te voy a decir una cosa, mientras yo viva NUNCA te retires del grupo…” y yo vi a la señora y buena salud tenía…jejej…Así que larga vida al G.F. Añate y a pensar en el siguiente….

FELICIDADES!!!!!

Si lo tienen a bien pueden dejar su comentario aquí debajo….↓↓↓↓↓↓

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *